Contáctanos:

Teléfonos:

3100510 - 3115911854

E-mail:

 info@fundacionjuventud.org

Bogotá - Colombia

  • Instagram
  • Facebook Social Icon
Escribe aquí tu consulta o propuesta:

El encuentro, la acción y el cambio, tres invitaciones del Papa a los jóvenes

Esta venida del Papa dejó varias cosas destacables. Fueron encuentros multitudinarios, según varias de las estimaciones que hicieron los medios, entre las cuatro ciudades que visitó el Sumo Pontífice asistieron entre 6 y 8 millones de personas a las misas y a los diferentes eventos que hubo. Pero, en esta ocasión, quiero centrarme en algunas de las invitaciones que nos hizo el Papa a todos los colombianos, especialmente en las que nos hizo a nosotros los jóvenes.

La invitación que quiero resaltar, en primer lugar, es en la que nos pide que seamos sensibles ante el dolor del otro. En su lenguaje sencillo y cercano, pero directo y contundente, nos dijo textualmente que nos dejemos “abofetear” por el sufrimiento de los demás. Resalto la palabra porque además de exigirnos que  no seamos indiferentes, nos llama a implicarnos en la causa de cambiar ciertas realidades. Tal vez en esta época nos parezca más difícil por la forma en la que interactuamos con la gente que nos rodea. La tecnología ha cambiado los modos con los que nos relacionamos con el mundo y, aunque aparentemente las posibilidades y el alcance de las comunicaciones parece infinito gracias a medios como internet, la verdad es que hemos perdido contacto con nuestro entorno más próximo, con nuestra realidad, con la realidad de nuestros vecinos.

No quiero decir que el desarrollo tecnológico sea malo, ni mucho menos, pero sí es cierto que nos parece más práctico y se nos adecua más a nuestro ritmo de vida acelerado entablar diálogos cortos por Whats App y tratar de expresar nuestros sentimientos por medio de emoticones. Los aparatos no entienden de emociones ni de sentimientos, las personas sí. Un dispositivo móvil nos da la ilusión de que no necesitamos movernos para estar con otras personas, que está al alcance de abrir aplicaciones y de realizar todas las acciones que el aparato nos permita, pero no es del todo cierto. El encuentro con las otras personas es importante. Es la única forma que existe para conocerse; el encuentro constante, el encuentro continuo, el encuentro desinteresado. Y sólo mediante ese encuentro podemos entender por lo que otros están pasando.

 La segunda invitación que el Papa nos hace parte precisamente del encuentro. Nos llama a que  seamos jóvenes activos y que salgamos a generar el cambio en las calles, que “callejiemos”. Acojámonos a esa propuesta de Francisco. Que esa inconformidad (entendida como un deseo constante de mejorar) y ese ímpetu con el manifestamos nuestra indignación por las cosas que nos aterran traspasen las fronteras digitales de Facebook y de Twitter, y  pongamos en marcha la revolución solidaria en las calles. Empapémonos de realidad y hagamos algo. Que la tecnología nos ayude a unir, a convocar, a difundir y a propiciar el encuentro con el resto de personas. Pero que no se vuelva una forma de distanciarnos, de evitar lo que no queremos ver ni de evadir nuestra responsabilidad de ayudar a los que nos necesitan.

Por último, el Papa nos pide que no nos dejemos robar la esperanza ni la alegría. Que sigamos adelante a pesar de lo que otros digan. De nosotros depende que las palabras del Sumo Pontífice tengan eco en nuestras acciones y no se queden como una parte de un discurso bonito.

 

 

 

 

 

   

 

 

Please reload

Entradas destacadas

El bullying y la inconsciencia sobre el dolor

November 3, 2017

1/9
Please reload

Entradas recientes