Contáctanos:

Teléfonos:

3100510 - 3115911854

E-mail:

 info@fundacionjuventud.org

Bogotá - Colombia

  • Instagram
  • Facebook Social Icon
Escribe aquí tu consulta o propuesta:

La importancia de combatir el bullying de manera sistemática en los colegios colombianos.

 Foto sacada de: https://pixabay.com

 

El bullying es un problema latente en todas partes del mundo y está presente en todas las esferas sociales. Se da en la mayoría de espacios en los que es necesaria la interacción interpersonal. Diana Hurtado, psicóloga y especialista en la rama conductual, explica por qué este fenómeno se presenta con tanta frecuencia y es tan común en la sociedad. “El bullying es algo que se produce de manera natural en todos los seres humanos. Digamos que, biológicamente estamos preparados para tratar de subir en la jerarquía de nuestro grupo social y una de las formas más fáciles de ascender es bajando a otras personas”. Además, Hurtado resalta los valores culturales y los niveles de educación de una sociedad como factores que determinan el uso de la violencia física o psicológica como herramienta de predominio social. “Entre menos educada sea la población, más utiliza ese tipo de estrategias naturales y biológicas para las cuales estamos adaptados”.      

 

Aunque el bullying va más allá de edades, sexos o de posiciones sociales, se le ha puesto más atención al estudio de este problema en niños y adolescentes en el espacio del colegio. “Es importante tratar el problema del bullying en niños y jóvenes en el ámbito escolar. Ahí es donde sus efectos son sumamente dañinos en el desarrollo de una persona. De hecho, es la tercera causa de trastornos mentales, sobre todo trastornos de ansiedad”, aclara la doctora Hurtado.

 

Ximena Mendoza, especialista en pedagogía infantil y con una larga trayectoria en la docencia, cuenta desde su experiencia como profesora cuáles han sido los problemas que ella ha percibido a la hora de combatir el bullying en los colegios. “Lo que yo he visto que se busca es minimizar el problema, tanto por parte del agresor como de los que observan el matoneo, al rendir cuentas al profesor”.

 

Además, Mendoza considera que una de las dificultades para tratar este fenómeno es que muchas veces pasa desapercibido. “No es fácil rastrear los casos de bullying entre los estudiantes. Los que lo hacen son, por lo general, buenos estrategas y con frecuencia saben cómo zafarse de la responsabilidad, y cómo restarle importancia a sus acciones”. Por último, considera que los profesores tienen parte importante de responsabilidad en el descontrol del matoneo escolar. “Los docentes, por estar ocupados en otras cuestiones o por no saber cómo manejar el problema, evitan tratar esos casos y aconsejan a los muchachos víctimas del bullying que simplemente ignoren a los que les hacen el matoneo, en vez de buscar medidas que puedan prevenirlo”.

 

Consuelo Gaviria, que tiene experiencia como rectora de colegios y también como pedagoga, considera que el principal problema del matoneo es que es muy difícil de detectar porque “es soterrado. El niño que hace bullying no es el que le da una trompada a otro en la cancha. El bullying va por debajo de cuerda y nosotros los adultos no lo percibimos”. Gaviria asegura que la frecuencia con la que se presenta este fenómeno en los colegios “es producto de la formación de una sociedad que se ha encargado de no entender el respeto por el más débil”. Acerca de cómo tratar el fenómeno del matoneo, considera que “básicamente hay que entrar en todo un proceso psicológico de evaluación para mirar, en el niño al que hacen bullying qué pasa con su autoestima, y en el que hace el matoneo qué pasa con su inteligencia emocional; hay que mirar por qué ese individuo que está haciendo matoneo, lo hace. ¿Dónde perdió ese niño, o por qué no adquirió, o por qué no tiene la capacidad empática de entrar en diálogo con el otro?”

 

Diana Hurtado, Ximena Mendoza y Consuelo Gaviria coinciden en que el problema radica en la falta de capacitación de los profesores para manejar el acoso escolar y en la inexistencia de programas o de sistemas que ayuden a prevenir y a tratar este fenómeno de forma eficiente. Hay países como Finlandia y España, que han creado programas antibullying como Kiva o el Cyberprogram 2.0, que además de tratar el acoso escolar cuando este ya se ha producido, procuran prevenirlo por medio de talleres y actividades desde que los estudiantes cursan sus primeros grados de colegio. El caso Kiva es un ejemplo de proyecto que busca erradicar o, por lo menos, manejar de forma eficiente el tema del bullying en las instituciones educativas a un nivel global y sistemático, pues el Estado implementó el programa en casi todas las escuelas finlandesas.   

 

En Colombia se expidió la ley 1620 en 2013, en la que se estipula la creación de una entidad (Sistema nacional de convivencia escolar), se tipifica el fenómeno del bullying y se ordena a las instituciones educativas a promover políticas destinadas a combatir el matoneo escolar. No obstante, no se propone una metodología específica que pueda ser aplicada de forma sistemática en los colegios colombianos y cada vez se hace más urgente que existan herramientas plausibles para combatirlo.       

 

Please reload

Entradas destacadas

El bullying y la inconsciencia sobre el dolor

November 3, 2017

1/9
Please reload

Entradas recientes