Cuando los jóvenes más vulnerados encuentran el sentido de su vida y direccionan sus decisiones a este, cuando se empoderan de sus capacidades y creen en ellos contando con una mano amiga que les da oportunidades y los acompaña en el proceso, nos encontramos con una fuerza transformadora imparable, que impacta no solo el país y sus entornos, también trasciende en la vida de cada uno de ellos convirtiéndolos en verdaderos agentes de cambio en su vida y en la de los demás.

La juventud Colombiana es una de las poblaciones más desprotegidas del país, que constantemente enfrenta situaciones
de riesgo, vulnerabilidad y carencia de oportunidades que le aporten al desarrollo de ellos mismos y de sus entornos.
Apostarle a su capacidad creativa, compromiso, pasión y esfuerzo, y encaminar cada recurso y acción de nuestro trabajo
en su desarrollo, es un compromiso urgente que necesitamos en la búsqueda de una sociedad digna y justa para todos.

Nuestros aliados